Algunos alimentos pueden ser potentes repelentes que pueden evitar que su huerto se llene de bichos sin usar productos químicos. Con frecuencia nuestros jardines y huertos se ven afectados por alguna plaga de pulgón, hormigas, babosas o ácaros. Con frecuencia el recurso fácil es comprar un pesticida para salvar la cosecha, o si queremos tener alimentos totalmente ecológicos puede que la cosecha se reduzca o se pierda. Los plaguicidas que encontramos en muchas tiendas son productos químicos que se utilizan en la agricultura para proteger los cultivos contra insectos, hongos, malezas y otras plagas. Según la OMS estos plaguicidas también son potencialmente tóxicos para los seres humanos. Pueden tener efectos perjudiciales para la salud, por ejemplo, provocar cáncer o acarrear consecuencias para los sistemas reproductivo, inmunitario o nervioso.

¿Alguna vez se has preguntado qué hicieron los agricultores hace cientos de años para combatir las plagas de los cultivos?

Mucho antes que se inventaran los pesticidas químicos, los campesinos tenían remedios caseros para deshacerse de las invasiones de insectos que afectan las plantas. Estas alternativas naturales a los pesticidas químicos se pueden fabricar fácilmente en casa y pueden salvar la cosecha de nuestro huerto:

Ajo
El ajo es un potente repelente de insectos, capaz de ahuyentarlos. Para preparar este rociado se debe triturar en la licuadora una cabeza de ajo con algunos clavos (especie), junto con dos vasos de agua hasta conseguir una mezcla homogénea. Dejamos reposar esta mezcla un día entero y después se le añade 3 litros de agua más. Se puede aplicar vaporizando directamente las hojas de las plantas.

Tomate
Las hojas del tomate son ricas en alcaloides, un excelente repelente para pulgones, gusanos y orugas. Llenamos dos tazas con hojas de tomate picado y agregamos agua. Dejamos reposar al menos una noche y diluir la mezcla en dos vasos de agua. Es importante mantenerlo lejos de animales domésticos porque, puede ser tóxico para ellos.

Cáscara de huevo
Las cáscaras pueden ser un buen fertilizante para la tierra y además un repelente para caracoles y algunas orugas. Se machacan las cáscaras y se rocía el polvo en la base de las plantas.

Cilantro
Para acabar con ácaros el cilantro es un gran remedio. Se debe hervir esta planta con agua durante unos 10 minutos, colar la mezcla y echarlo en el huerto o jardín con la ayuda de un pulverizador .

Aceite vegetal
Para acabar con pulgones, cochinillas, ácaros o orugas una buena solución es mezclar 2 tazas de aceite vegetal con media taza de jabón líquido puro, agitar hasta que sea una mezcla blanca, se diluye en agua y se rocía con un spray. Es preferible usarlo por la mañana o la tarde con el sol leve porqué a más de 30 grados centígrados puede dañar la planta.

Caléndula o albahaca
Plantar caléndula o albahaca alrededor de plantas es una gran solución para ahuyentar la mosca blanca.

Ortiga
La ortiga, además de ser una planta molesta que provoca irritación si la tocas, es un excelente plaguicida para el pulgón y fertilizante para la tierra. Mezclamos 100 gramos de ortiga con 10 litros de agua, dejamos reposar 4 días y estará listo para usar.

Tabaco
Así como el tabaco es peligroso para los humanos, el aerosol de tabaco fue una vez un pesticida de uso común para matar plagas, orugas y pulgones. Mezclamos una taza de tabaco orgánico en un galón de agua. Dejamos reposar la mezcla durante la noche. Después de 24 horas, la mezcla debe tener un color marrón claro. Si está muy oscuro, agregaremos más agua. Esta mezcla se puede usar en la mayoría de las plantas, excepto en la familia solanácea (tomates, pimientos, berenjenas, etc.) Con tabaco natural podemos combatir la molesta plaga de araña roja. Debemos mezclar 60 gramos de tabaco con 1 litro de agua y 10 gramos de jabón natural. Esparcir la mezcla cada 7 días durante dos meses.

Lavanda
La lavanda es una gran solución para repeler hormigas.  Debemos hacer un infusión con 300 gramos de hojas de lavanda fresca con 1 litro de agua. Dejamos enfriar y pulverizamos sobre las plantas atacadas.

Siempre pruebe un poco de cualquier mezcla de rociado orgánico que haga en una hoja antes de rociar toda la planta para asegurarse de que no se queme ni dañe el follaje. Realice este paso el día anterior a la siembra para usar la mezcla en sus vegetales. También es mejor rociar su planta temprano en la mañana antes de que el sol haga calor o tarde en la tarde. Algunos productos, especialmente aquellos que contienen aceites pueden quemar las plantas si se usan durante las partes soleadas y calientes del día.

Si conoce algunas recetas fáciles para hacer nuestros propios pesticidas orgánicos, nos encantaría escucharlas.